MARTIN BORMANN ESCAPO A SUDAMERICA

Etiquetas: ,

MARTIN BORMANN ESCAPO A SUDAMERICA


Las dudas comienzan desde el mismo momento de su supuesta muerte en 1945, a pasos del búnker en que el temido dictador del pequeño bigote habría hallado su fin según la historia oficial. El cráneo encontrado y atribuido a Bormann, no coincidiría, entre otras cosas debido al tipo de tierra que se halló en la calavera, muy distinta a la que existía en el lugar. Pero, tras un examen de ADN realizado en 1998 al cráneo, y comparado con sangre de una pariente “cercana”, toda especulación habría sido cerrada: Bormann era dado por muerto el 2 de mayo de ese año para la historia oficial alemana.

No obstante, solo un joven nacionalsocialista, Artur Axmann, sostuvo la única versión conocida de que el nazi había muerto allí (cercanías de la estación berlinesa de Lehrter Bahnof), en cambio, un grueso de los testimonios, documentos e indicios recopilados por quienes han investigado el caso, apuntan a la posibilidad de que el criminal hubiera llegado a Sudamérica. Versiones del ex espía Aunsworth-Davis, indican que los restos mortales de Bormann enterrados en un principio en un cementerio paraguayo fueron exhumados tras un acuerdo secreto entre Washington, Bonn y Asunción y trasladados a Berlín para así justificar su deceso en tierras germanas y borrar sus huellas en Sudamérica.


En 1965 la excavación de los restos de Bormann y Stumpfegger tuvo lugar muy cerca del S- Bahn en las ULAP- motivos. No se encontraron restos.
(Foto: Von Lang, 1987)


Los mil escapes y todas las muertes de Martin Bormann

La historia de Martin Bormann no ha sido muy diferente a tantas otras, de tantos otros jerarcas nazis desaparecidos repentinamente justo cuando el final de la Segunda Guerra Mundial era casi un hecho. El epitafio de Bormann, vice Führer de Adolf Hitler tras la caída en desgracia de Rudolf Hess en 1941 y uno de los hombres más influyentes sobre el dictador alemán que se hayan conocido, dice que nació en Halberstadt, Alemania, el 17 de junio de 1900 y que murió en Berlín el 2 de mayo de 1945, pero...¿ha sido efectivamente así?

Bormann era el cerebro gris amparado a la sombra de Hitler. Este hombre siniestro hacía dos cosas a las mil maravillas: influir como nadie sobre Hitler y además encargarse de construir una muralla en torno al dictador para que nadie se interpusiera entre ellos. Bormann era efectivo, certero, silencioso, discreto y afecto a no exhibirse para poder concentrarse en sus tareas recluido en su oficina. Pensaba en todo y estaba en todo. Martin Bormann era el titiritero maléfico, el hombre que copiaba a la perfección los extraños horarios de Hitler para nunca dejar de estar con él, el jerarca casi impoluto que no tenía vicios que, como si fuera poco, se transformó tras la "primera muerte" de Hitler en el depositario de las esperanzas para la fundación del IV Reich. Y el plan para fundar un nuevo imperio no tenía lugar en Europa, sino en Sudamérica y todo gracias a la nefasta organización ODESSA, o "La Araña" como también se la conocía.
ODESSA comenzó a actuar en Alemania durante los juicios de Nuremberg con total efectividad. Mientras Bormann era juzgado en rebeldía y condenado a la horca, al mismo tiempo ya disfrutaba de toda la protección de una red mundial que comenzaba en Génova, Italia y que terminó en las playas de San Clemente del Tuyú, en la costa atlántica de la Provincia de Buenos Aires, en Argentina.

Mientras muchos de sus adeptos y algunos familiares lo lloraban sobre una tumba vacía en Alemania, Bormann comenzaba un largo periplo enmascarado con cambios físicos y pasaportes falsos (siete en total) todos con nombres que no eran precisamente el suyo. Desde Italia y tras un paso por España, Bormann pisa las tranquilas arenas de San Clemente del Tuyú en Argentina. Bormann había logrado con los empresarios y acaudalados afectos al régimen algo similar a lo que había conseguido Hitler años antes en Estrasburgo: que depositen sus fortunas en favor de la concreción del nuevo Reich. Así lo hicieron y las sumas resultan hoy incalculables. ODESSA ya había hecho de las suyas previamente y recién en 1946 los aliados comprobaron que una suma de 800 millones de dólares se había "esfumado misteriosamente" de los bancos alemanes. Para poder tener una idea de la cantidad de dinero de la que estamos hablando hoy en día, habría que multiplicar esa cifra por 100.

El 28 de marzo de 1945 había arrimado a las playas de Argentina un convoy de varios U-Boots (submarinos alemanes) con un pesado cargamento de oro, divisas, alhajas y piedras preciosas que fue puesto a resguardo de inmediato. Han querido la casualidad y la providencia que exactamente tres semanas después de esa misteriosa e inesperada llegada, se realizarán monumentales depósitos a nombre de Eva Duarte de Perón en el Banco Transatlántico Alemán, el Banco Germánico y el Banco Tornquist, todos con sede en Buenos Aires, Argentina.
Mientras tanto Bormann, ese mismo que "había muerto en Berlín" el 2 de mayo de 1945, se reunía en Roma con Moseñor Montini (luego el Papa Paulo VI) en el Vaticano, sellando un acuerdo de protección que lo trajo hasta Argentina a través de la ruta de las Ratas recién en 1948. Eva Duarte de Perón también había aportado lo suyo con su viaje a Europa en 1947, momento que aprovechó para su encuentro con Bormann finiquitando el arreglo que lo traería a la Argentina. Como el viaje había sido largo y seguramente Bormann "había utilizado muchos de sus ahorros", Juan Domingo Perón le transfirió un cuarto de aquella monumental fortuna llegada en los U-Boots y depositada en los bancos alemanes en Buenos Aires. Para asegurarse de no pasar penurias también se transfirió desde Alemania a Argentina gran parte del tesoro del Deutsche Bank, el cual estaba a nombre de un tal L. Freude, quien casualmente fue encontrado muerto a los pocos días de realizada la transacción...

En 1951 se traslada a Paraguay, se encuentra con Joseph Menguele, vive allí y luego se instala en Brasil con el nombre de Richard Bauer. Las "visitas" de comandos israelíes en Argentina en los '60, lo hace dudar de su regresa a estas pampas, pero Argentina tenía algo especial para él: el centro mundial de la Organización ODESSA estaba (¿estaba?) radicado en Bariloche, provincia de Río Negro, en la Patagonia de Argentina y es por eso que regresa al país en 1972 (muchos años después de aquel fatídico 1945 en el que "había muerto" en Alemania) luchando contra un cáncer que lo venció mientras vivía supuestamente como "cualquier hijo de vecino" en la localidad de San Martín, Provincia de Buenos Aires.


En 1972 dos esqueletos fueron encontrados por los mismos motivos, comparar los cuarteles en la foto con los de la imagen de arriba, a pocos metros de donde las autoridades los buscaron en 1965. Ellos fueron identificados como los esqueletos de Martin Bormann y Ludwig Stumpfegger . En esta imagen las tumbas están marcadas.



Martin Bormann, aquel hombre al que el mismísimo Hitler tildaba de "brutal pero fiable", no sólo que no había muerto en Berlín en 1945, sino que logró sobrevivir y pasarla bastante bien hasta bien entrados los años '70 en diferentes lugares de Argentina, Brasil y Paraguay, amparado por gobiernos, empresarios, banqueros y autoridades que contribuyeron en gran medida a crear el tan ansiado (por ellos) IV Reich. Los mil escapes y las varias muertes de Bormann no eran, definitivamente, un cuento de ciencia ficción...

Fuente:http://historiasladob.blogspot.com.es/search/label/Martin%20Bormann


BORMANN EN PARAGUAY



Informes dados al Ministerio del Interior de Paraguay, al director general Dr. Antonio Campos Alúm, por el agente Pedro Prokopchuk, jefe de la División de Asuntos Extranjeros.

A continuación le doy los primeros informes, procedentes de esa agentura.

1- MARTIN BORMANN, criminal de guerra, condenado en el proceso de Nuremberg después de la Segunda Guerra Mundial, jefe del Partido Nazi en Alemania durante la guerra, buscado por la justicia internacional: según el informe, remitido en la fecha 29.4.1961 a su central en Alemania Occidental, vino en el año 1956 al Paraguay y vivía mucho tiempo en la propiedad del señor Alban Krug en Hohenau en la zona de Alto Paraná. En el año 1958 es tratado por el Dr. dentista en la calle de N.S. de Asunción y Fulgencio R. Moreno y en el año 1959 por el Dr. Bies, un judío alemán con práctica en Asunción.

También fue tratado por el conocido médico alemán José Mengele en el año 1950-59. M.B. falleció a causa de su enfermedad de cáncer de estómago el día 15 de febrero de 1959 en Asunción en la casa del señor Werner Jung, por el momento el Cónsul General del Paraguay en Alemania Occidental y es enterrado en la noche del 17 de febrero de 1959 en el cementerio de Itá cerca de Asunción. En el acto del entierro estaban presentes: el encargado del
cementerio, el chauffaur del camión que trabajo el cajón con el cadáver, señor Walter Jung y un otro señor "Von Eckstein". En la casa del señor Walter Jung, donde falleció el M.B, vive ahora el Cultur-Attaché de la Embajada Alemana Occidental del Dr. Peter Bensch.

2- JOSEF MENGELE. Dr. de medicina,alemán, buscado por la justicia internacional bajo acusación de criminal de guerra, médico en los campos de concentración durante la última guerra mundial; según el mismo informe de fecha 29.04.1961, vino en Asunción a finales de 1958 para el tratamiento del enfermo Martín Bormann.

Vivía en casa de Walter Jung en Asunción y estaba presentado por él como Don Fritz. Ha solicitado la naturalización paraguaya y obtenido la misma por el pago de 100.000 guaraníes.

Su residencia tenía en Alto Paraná una vez paró en el hotel "Astra" durante la ausencia de Walter Jung en Asunción-. Después de haber sido perseguido intensivamente por el servicio de inteligencia judía, cambió la residencia y su paradero actual es desconocido.


ASUNTOS EXTRANJEROS ha logrado en los últimos días establecer un contacto confidencial con la Agentura del Servicio de Inteligencia de la Alemania Occidental en la América Latina.

Frente a ese Servicio de Inteligencia de Alemania Occidental está el general Gehlen, en el mismo tiempo el jefe del Servicio de Inteligencia de la NATO (Organización de Atlántico de Norte),
dirigiendo esas dos instituciones en una organización más poderosa en la lucha contra el espionaje comunista.

General reinhard gehlen

En la América latina ese Servicio de Inteligencia tiene dos fines principales de sus actividades:

1. Control de sus propias representaciones diplomáticas (alemanes) y de la actividad de ciudadanos alemanes en nuestros países (de América Latina), y

2. Información sobre el desenvolvimiento y la situación variadera política y cultura en estos nuestros países, siempre bajo el punto de vista general, contraespionaje comunista.

Mientras tanto desea esa agentura trabajar con nosotros exclusivamente confidencial, pero ya en el principio expresa el deseo de convertir esta colaboración en relación oficial, en cuanto con el tiempo será bien visible la necesidad de tal colaboración y se cumplirán las precauciones necesarias de seguridad para nuestras ambas organizaciones.

La agentura propone el cambio total de todas las informaciones de nuestro ambos interés, procedentes de la América Latina y en especial de nuestro país.

En el futuro solicitaré el permiso correspondiente sobre cada informe procedente de nuestro trabajo, una vez solicitada por esa agentura, en cuanto no estaré en claro sobre la posibilidad de intercambio de una tal información solicitada.



  PEDRO PROKOPCHUK ELIMINADO

A mediados del año 1961, ocurrieron hechos sangrientos en Asunción.


Pedro Prokopchuk, el hombre que remitió el 24 de agosto de 1961 el informe de Inteligencia a Antonio Campos Alum sobre el criminal de guerra nazi Martin Bormann, fue asesinado un mes después. El 23 de setiembre, en el interior de una céntrica sala de espectáculos fue abatido a balazos.

Según datos aportados por fuentes allegadas a las investigaciones realizadas en la época, el crimen en realidad fue una "quema de archivo". Es decir, Prokopchuk sabía demasiado y en consecuencia era perentorio eliminarlo. 

El pistolero croata Batric Kontic fue sindicado como autor del aleve crimen. A Juan Erasmo Candia, a la sazón jefe de Investigaciones, lo acusaron de complicidad en el hecho.

Alrededor de las 22 del sábado, mientras se proyectaba una película en el cine Splendid, produjo un intenso tiroteo.

Cine Splendid

Lógicamente, se registró un gran tumulto. Los espectadores, poseídos de justificado pánico, destrozaron los cristales de las puertas de salida para ganar la calle, minutos después, un automóvil con el motor en marcha una camioneta policial recogían a dos heridos y a un tercero sin vida Este último fue identificado como Pedro J. Prokopchuk, polaco, de aproximadamente 60 años de edad, jefe de la división de Asuntos Extranjeros del Ministerio del Interior.

Según las crónicas policiales de la época, Prokopchuk, quien habría sido doble agente, fue asesinado por el croata Batric Kontic. Se encontraba ubicado en una de las filas del medio del salón del cine cuando el croata le ordenó que se levantara. Aquel se negó a obedecer. Entonces Kontic le aplicó un golpe en la nuca con la pistola.

Prokopchuk cayó al suelo y allí recibió los disparos a quemarropa. Pudo repeler no obstante el ataque, hiriendo a dos oficiales de policía, a uno de ellos mortalmente. Aprovechando la confusión, Kontic huyó rápidamente ganando la salida donde lo aguardaba el jefe de Investigaciones Juan Erasmo Candia, con su coche. Informado del hecho, el jefe de Policía, Ramón Duarte Vera, detuvo personalmente al criminal, disponiendo al mismo tiempo el arresto de Candia y su posterior destitución.

Un extranjero de apellido Wolf se había suicidado 8 días antes en un ómnibus cerca de la localidad de San José, según un testigo.

Ese testigo era el mismísimo Kontic, quien exhibiendo sus credenciales de funcionario de Investigaciones de la Policía de la Capital se hizo cargo de la pesquisa, haciéndose cargo del equipaje del fallecido. En la mañana del "crimen del Splendid", el croata fue abordado en la vía pública por Prokopchuk, quien lo invitó a que pasara por el ministerio pues contaba con las pruebas de la responsabilidad de Kontic en el suicidio, que no habría sido tal, y de haberse apropiado de 30 mil dólares en efectivo que estaban entre el equipaje del "suicida".

Kontic no acudió a la cita, según consta en publicaciones de la prensa. En cambio, obtuvo la colaboración de Candia para detener a Prokopchuk dentro del mayor secreto. Horas después era asesinado.

El 23 de setiembre de 1961 en el interior del cine Splendid mataban a tiros a Pedro J. Prokopchuk, jefe de la división de Asuntos Extranjeros del Ministerio del Interior. Un mes antes había remitido a Antonio Campos Alum el informe sobre la muerte en Paraguay del nazi Martin Bormann. El homicidio fue atribuido al croata Batric Kontic en complicidad con el tenebroso jefe de Investigaciones Juan Erasmo Candia. Lo habrían asesinado porque "sabía demasiado". El "crimen del Splendid" fue aparentemente una "quema de archivo".

http://danimaiden89.blogspot.com.es/2014/06/martin-bormann-murio-en-paraguay.html

Criminal de guerra nazi Martin Bormann vivió en Paraguay y Bolivia


Paul van Aerschodt


El criminal de guerra nazi Martin Bormann, oficialmente declarado muerto en 1945, vivió en Paraguay y Bolivia después de la guerra bajo la identidad de un religioso, afirmó un colaboracionista belga, Paul van Aerschodt, en una entrevista publicada el sábado por el diario belga Derniere Heure.Condenado a muerte en Bélgica en 1946, Van Aerschodt, de 88 años vive en San Sebastián  (España) donde se hace llamar Pablo Simons, y donde fue entrevistado por el periodista Gilbert Dupont del diario belga.
   
Paul van Aerschot afirma haberse reunido con Martin Bormann "cuatro veces hacia 1950" en La Paz, donde se había refugiado en 1947 "gracias a una visa obtenida en pocos días gracias a la intervención de un padre claretiano, monseñor Antezana.

Paul van Aerschodt
   
Sus declaraciones deberían reactivar la controversia sobre la muerte del alto dirigente nazi, consejero de Adolfo Hitler, oficialmente declarado muerto en 1945, y suministrar nuevos elementos sobre el apoyo de la Iglesia a los criminales nazis prófugos.

Paul van Aerschodt
   
"Bormann venía del Paraguay. Preparaba con unos veinte oficiales un golpe de Estado para derrocar a Perón en Argentina", relató.
   
Con el nombre de Agustín von Lembach, se hacía pasar por un padre rendentorista y llevaba sotana negra, lo que le divertía mucho", agregó. Incluso "celebraba comuniones, matrimonios, funerales y administraba los últimos sacramentos".

Paul van Aerschodt también frecuentó a otro criminal nazi, Klaus Barbie, detenido en Bolivia en 1983, juzgado en Francia en 1987 y muerto en Lyon en 1991.
   
El belga administraba un restaurante en La Paz, "El Corso", y residía en el barrio Florida de la capital, donde recibió a los dos nazis.
   
Detenido al fin de la guerra por haber colaborado con los nazis, Paul van Aerschodt se fugó de la prisión de Charleroi en 1945 y llegó a España donde estuvo detenido en el campo para extranjeros de Miranda del Ebro.
   
Gracias a la ayuda de un religioso pudo partir a Bolivia a través de la Argentina donde vivió hasta 1964 antes de volver a España.
   
A pesar de haber sido condenado a muerte, Van Aerschodt trabajó para las Naciones Unidas de 1969 hasta fines de 1976. Bélgica prescribió la pena de muerte en 1976, lo que le permitió ir periódicamente a su país.


http://www.abc.com.py/nacionales/criminal-de-guerra-nazi-martin-bormann-vivio-en-paraguay-y-bolivia-216130.html



Cuando en 1972 desenterraron los restos del lugarteniente de Hitler, Martin Bormann, el cráneo estaba cubierto de una arcillosa tierra rojiza, según algunas fuentes en el lugar donde se hallaron  los cadáveres no existe ese tipo de tierra si en cambio en el cementerio de Ita (Paraguay) donde se dice que fue enterrado y posteriormente trasladado a tierras alemanas para su descubrimiento...


Color de la tierra en una fosa del nuevo cementerio de Ita...



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...